lunes, 24 de abril de 2006

Monroy, al fondo Trujillo

Fotografía de Carlos J. Martin Carrizosa

En ésta impresionante fotografía, parece que Trujillo, está ahi mismo, nada más pasar el ejido, (el lejío para los monroyegos). Pero la Turgalium de los romanos, se encuentra a cuarenta y tantos kilómetros de distancia.

Dice mi hijo David, que Monroy se encuentra en el medio de la nada. Pero gracias a eso, a estar en medio de la nada, es mucho lo que tiene, es nada más y nada menos, que un mar de encinas, un remanso de paz y de sosiego, un silencio sonoro, un azul intenso en un inmenso cielo, el bosque mediterráneo en estado puro, un privilegio que les queda a muy pocos, sepamos apreciarlo. ¡Qué no desaparezca nunca!

Piezarza

2 comentarios:

GGS dijo...

muy bueno Andrés:
me ha encantado esa prosa poética que has escrito debajo de esta foto.
la verdad esque es una imagen que incita a palabras tan bellas.

GRACIAS!!

Anónimo dijo...

carlos soy aficionado a la fotografía y me parece impresionante, conociendo como conozco el entorno, me podrias decir que focal has utilizado, y desde que sitio la has hecho, mi correo es jcamarero@terra.es